Origen; Cd. de México, 16 de abril 2022-.

Raúl Díaz Organito, Pte. de la Unión de Propietario de Autobuses de Turismo y de Carga A.C. (UPAC) señaló que en cuanto a la Ley de Movilidad y Seguridad Vial que se encuentra pendiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, los Legisladores creen descubrir el hilo negro con la ley de movilidad y seguridad vial, con el límite de velocidad en autopistas y carreteras federales, así como pruebas de alcoholímetro permanentes buscando evitar las 16 mil muertes al año que ocurren en accidentes viales, lo que equivale a 40 defunciones por día, de acuerdo con el INEGI.

El vocero de la UPAC señalo que en la nueva Ley de Movilidad la velocidad máxima permitida es de 95 kilómetros por hora para autobuses, 80 kph para unidades de carga, automóviles 110 km por hora y la renovación del parque vehicular, con un próximo canje de placas, a vehículos solo de modelos menores a 15 años de antigüedad, establecen que así se reducirán los accidentes, sin reconocer que desde el 7 de noviembre de 1998 reformada el 22 de noviembre de 2012 estableció esos limites de velocidad.

También indicaron que los legisladores y la SICT, no escucho a los conductores, permisionarios, a través de sus organizaciones sin recibir su punto de vista a fin de reducir las pérdidas materiales y humanas y a ese efecto deben combinarse la seguridad y vigilancia en carreteras, paraderos seguros, rampas de emergencia, reducir los costos de casetas para evitar sobrecargar unidades para obtener ingresos, capacitación a todos los que conduzcan en carretera, carreteras en buen estado, con acotamientos de 3.00 mts para vehículos pesados, evitar retenes que aumentan las horas de manejo sin castigos por demoras de entrega de mercancía que ocasionan los excesos de velocidad por la entrega a tiempo.

Estos transportistas también consideran que para evitar accidentes y pérdidas humanas se debe disminuir la corrupción y abusos de autoridad que es común y que para extorsionarlos les siembran psicotrópicos, lo que aumenta los tiempos de conducción, así como el abuso de grúas, todo ello redunda en la seguridad al no alcanzar para dar un buen mantenimiento preventivo y correctivo a las unidades, tienen años buscando reducirlos sin éxito, y sus disposiciones van en efecto contrario, aumentando accidentes trágicos de vehículos pesados, si bien estamos de acuerdo en cuidar y conservar la vida humana y los bienes materiales, no se han acordado de ver el flagelo que carga el permisionario y conductor al salir a trasladar todos y cada uno de la carga transportada, ante el riesgo de los conductores de ser asaltado, perder la vida o los secuestros exprés para despojarlos de su fuente de empleo, o dañarlos psicológicamente ya que es un stress que viven a diario y aun hay mas.

La UPAC menciona que el uso de grúas, sea, solo en casos especiales, el primer problema es la falta de cultura vial, los demás relacionados como delincuencia, carreteras en mal estado, falta de rampa de emergencia, acotamientos paraderos seguros, operadores, aunado a legisladores que se creen salvadores y genios y los resultados son leyes que provocan corrupción.

By origin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.