FISCALIA GENERAL DEL ESTADOS, «COLUDIDA»

Origen: Mérda, Yuc. 31 de marzo 2022-.

La Fiscalía General del Estado de Yucatán, coludida con la mafia inmobiliaria que opera y delinque en la entidad, se van con todo el peso de la ley contra 5 personas habitantes de la comisaría de Santa Gertrudis Copó acusándolos de despojarlos de una finca anexa al casco de la Hacienda lugar donde han vivido toda su vida un sitio donde nacieron y crecieron.

Son 5 personas de escasos recursos de la etnia maya que han habitado el predio en cuestión durante toda su vida y que de pronto llegó una empresa inmobiliaria ABBA a posesionarse del terreno que ellos habitan.

Estas personas que son víctimas del despojo de sus tierras por parte de empresas inmobiliarias abanicadas por el ayuntamiento de Mérida han invadido espacios comunitarios que están excluidos del casco de la Hacienda desde 1937.

La Fiscalía de Yucatán armó de manera inmediata a toda velocidad un expediente promovido por empresarios yucatecos qué forma parte de la mafia inmobiliaria para imputar delitos de de despojo a 5 personas que desde hace 60 años o más habitan unas casas anexas al casco de la Hacienda.

Se trata de predios que ocupaban los antiguos acasillados.

Los acusados son tildados de despojadores, pico pecado ha sido vivir toda su vida en esos inmuebles que ahora pretenden apropiarse las voraces mafias inmobiliarias dedicadas también al lavado de dinero procedente del narcotráfico.

ABBA empresa vinculada a varios políticos yucatecos ha promovido las denuncias en contra de esas personas incluso de periodistas.
Ahora ABBA pretende meter ala cárcel a 5 personas que toda su vida han vivido en esos inmuebles y que están siendo desalojados de manera injusta.

En 2018, con un grupo de pandilleros armados con hachas, cuchillos y machetes, la inmobiliaria Abba intentó construir una barda tras demoler la casa de una anciana a la que expulsaron de su hogar de toda la vida con amenazas y sin permisos.

Habitantes de Santa Gertrudis Copó los encararon, a riesgo no sólo de sufrir heridas graves, sino de ser detenidos, sin embargo, la inmobiliaria, sus dueños, y abogados, procedieron a denunciar a varios habitantes de la comisaría, incluida la ex comisaria de Santa Gertrudis Copó, Leydi Cocom, ante la Fiscalía General del Estado.

No cabe duda que el conflicto entre la poderosa inmobiliaria, sus propietarios, y los habitantes de Santa Gertrudis Copó, es expresión de un desarrollo depredador y caníbal que ha convertido a Mérida en la meca de los especuladores de tierras y del lavado de dinero a través del sector inmobiliario. Con su brutal disparidad e imposición, avanza barriendo a los habitantes y ecosistemas que poblaron durante siglos los alrededores de Mérida, convertidos hoy en fuente de enormes ganancias.

By origin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.