Origen Yucatán: Mérida, 25 de julio del 2022-.

Comerciantes que fueron desalojados del parque de La Paz manifestaron que el alcalde de la ciudad de Mérida, Renán Barrera Concha inicia su campaña rumbo a la gubernatura del estado de Yucatán con el pie izquierdo al pretender cobrarles 35 pesos por metro cuadrado, más gastos por contrato se servicio de ambulancia, personal médico, enfermeras, personal de seguridad, extinguidores y baños públicos portátiles.
“Nosotros jamás nos hemos negado a pagar el derecho de piso para poder trabajar y llevar algo de dinero a nuestros hogares ya sea para completar el gasto familiar, para pagar las mensualidades de los estudios de sus hijos, próximamente los útiles escolares o ropa y calzado”, dijo Alberto Caballero.

Otros de los afectados manifestaron que el inspector Víctor Huchim, como Sugey Vázquez son los que se han encargado de bloquear la entrega de permisos, aunque en las últimas dos semanas aseguran todo lo contrario y que sólo cumplen con la orden de desalojar a quienes no presenten el permiso correspondiente. Sin embargo, para que se entregue el mencionado permiso deben aceptar pagar 35 pesos por metro cuadrado más gastos por logística y seguridad, poque su actividad según el reglamento de Protección Civil no es comercial sino un bazar, que reúne a más de 30 personas, en un espacio público.

Lo más grave es que la autoridad municipal no entrega recibos por pagos de uso de suelo, ni la cantidad de 35 pesos por metro cuadrado, por lo que presumen se trata de un mecanismo para recaudar fondos para la campaña del alcalde, que jamás ha negado su intención de ser Gobernador del Estado y candidato del Partido Acción Nacional.

Dijo que tanto el domingo pasado como el anterior no les permitieron trabajar en el parque de La Paz, frente al parque Centenario, a pesar de que los permisos fueron presentados con anticipación, pero la autoridad municipal alega que la solicitud debe ser presentada cuando menos 10 días antes de la fecha indicada, aun así, los permisos no son entregados en tiempo y forma, lo que indica que hay discriminación y violación a los derechos humanos, así cono al trabajo digno.

Juan Manuel Solís Bote dijo que no les permitieron instalarse en el parque, porque carecían del permiso correspondiente, pero lo que no dice el subsecretario de Gobernación, Ricardo Cebada, es que el Ayuntamiento de Mérida simplemente se negó a expedir y entregar el documento, incluso negó se les haya fijado la cantidad de 35 pesos por metro cuadrado, más los gastos de vigilancia privada, entre otros gastos que suman más de 10 mil pesos por semana.

Los afectados manifestaron que no se explican porque después de cinco años, la Comuna cambio las reglas y ahora pretende cobrarles y exigir tantos gastos, porque asegura que es lo que establece el reglamento de espectáculos, cuando se trata de actividades en espacios públicos, porque esa actividad no es un tianguis, sino un bazar y se requiere dar garantías y seguridad a las personas que acuden a ese lugar.

Por último, manifestaron que por no simpatizar con el PAN o con cualquier otro partido los están haciendo a un lado, actitud contraria que aplican a las personas que aceptan “mocharse” con cantidades que van de los 300 y 500 pesos.

Somos personas que únicamente pedimos nos dejen trabajar, no somos artistas para ofrecer espectáculos, sino personas que solo buscamos acabar con el hambre y las necesidades de nuestra familia, pero aun así la Comuna por razones que desconocen les niegan los permisos que han solicitado.

By origin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.