Rusia amenaza ahora a EEUU con «consecuencias impredecibles» si sigue armando a Ucrania / El jueves, Putin ya amenazó con desplegar armas nucleares en el Báltico si Suecia y Finlandia ingresan en la OTAN.

Tras redoblar su amenaza nuclear ante la posible entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN, Rusia advierte ahora a EEUU de que habrá «consecuencias impredecibles» si sigue armando a Ucrania. Así lo asegura este viernes The Washington Post, que alude a una nota diplomática formal que Rusia habría enviado esta misma semana al Gobierno de Joe Biden, en la que denuncia que los envíos de armas de EEUU y la OTAN están «echando leña» al conflicto.

«Hacemos un llamado a Estados Unidos y sus aliados para que detengan la militarización irresponsable de Ucrania, que implica consecuencias impredecibles para la seguridad regional e internacional», aseguraba literalmente la misiva, según el periódico norteamericano.

Armamento más letal

La amenaza rusa llega después de que Joe Biden haya anunciado un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania valorado en 800 millones de dólares con armamento más letal. Según la lista difundida por el Pentágono, la nueva asistencia militar incluye por primera vez 18 cañones Howitzers de 155 milímetros con 40.000 municiones; a los que se suman 10 radares antiartillería del tipo AN/TPQ-36 y dos de vigilancia aérea AN/MPQ-54.

Además, el paquete contiene 300 drones Switchblade -que disponen de ojivas antiblindados-, 500 misiles antitanques Javelin, 200 carros blindados para transporte de soldados, 100 vehículos acorazados ligeros Humvees, 11 helicópteros Mi-17, 30.000 cascos y uniformes blindados, y 2.000 prismáticos láser y ópticos. El paquete se completa con equipos de protección ante posibles ataques químicos, biológicos y nucleares, así como embarcaciones no tripuladas de defensa costera.

Según explicó el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby, este nuevo paquete de ayuda militar está diseñado para responder a las necesidades de los ucranianos de cara a la nueva fase de la ofensiva rusa, que se va a enfocar en el Donbás, en el este de Ucrania.

El nuevo armamento llegará en apenas «cuatro o cinco días» y lo hará después de que Estados Unidos anunciase hace unos días que desplegará una batería antimisiles Patriot en Eslovaquia, a cambio de que este país envíe a Ucrania su sistema de defensa antiaérea, que ayudará a blindar los cielos ucranianos frente a los aviones y proyectiles rusos, a falta de una zona de exclusión.

Tras esta nueva amenaza, los expertos citados por The Washington Post creen que Moscú, que ha etiquetado los convoyes de armas que ingresan al país como objetivos militares legítimos aunque hasta ahora no los ha atacado, podría estar preparándose para hacerlo.

Relacionado

By origin

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido.